Categorías
Derechos Humanos

Estado de Bienestar y Economía Social de Mercado

El Estado de Bienestar tuvo su nacimiento en la Alemania de Otto von Bismarck, quien impulsó medidas para poder mitigar las injusticias sociales del capitalismo.

Entre 1884 y 1887, se sancionaron un conjunto de leyes que brindaban una protección básica por medio de seguros para prevenir accidentes, dar cobertura a enfermedades y protección a la ancianidad e invalidez.

Este conjunto de medidas, dio origen a lo que se conoce como Estado de Bienestar, donde el Estado asume la obligación de implementar políticas públicas activas para darle cobertura social a los ciudadanos y ciudadanas que sufren necesidades.

Durante la década de 1930 surge en la Universidad de Friburgo en Alemania, una corriente que se conoce como ordoliberalismo, que es un concepto de economía de mercado.

Lo que caracteriza a este pensamiento es que el Estado tiene que garantizar la competencia económica y la libertad de los ciudadanos en el mercado, estableciendo un marco normativo.

Estas ideas influyeron en Ludwig Erhard y Alfred Müller-Armack quieres después de terminada la Segunda Guerra Mundial, desarrollaron lo que se conoce como Economía Social de Mercado.

La economía social de mercado es un modelo económico y social que tiene como meta, la creación de una economía con fundamento en la competencia y que combine la libre iniciativa privada con el desarrollo social, garantizado por la capacidad económica del país.

La economía social de mercado es un modelo de programación económica aplicado, en la que en ese tiempo se llamaba, República Federal de Alemania y en Austria.

En el desarrollo de este modelo económico se destaca Ludwig Erhard, quien recibió influencia de Walter Eucken, el pionero del ordoliberalismo.

Según Ludwig Erhard, lo más importante en la gestión económica, es impedir las concentraciones económicas de poder en forma de monopolios, carteles y otros dominios del mercado, así como también, el poder de monopólico del Estado.

Para Ludwig Erhard la libre competencia es clave, como también es importante conservar el valor de la moneda, sobre todo por un banco central independiente.

Para quien fuera Canciller Federal de Alemania entre 1963 y 1966, la economía social de mercado no es posible, sin una política consistente de estabilidad de precios. Sólo la aplicación de este tipo de políticas puede garantizar, que una parte de la sociedad no se enriquezca a costa de otra.

Además, Erhard consideraba que el uso eficiente de capital productivo estará garantizado,  si existe el respeto al derecho a la propiedad privada.  Pero también pensaba que los propietarios del capital productivo deben asumir, la plena responsabilidad jurídica propia sobre las malas decisiones económicas que tomen.

El otro importante economista, que trabajó en el desarrollo de la teoría de la economía social de mercado fue Alfred Müller-Armack, quien aceptaba que el Estado aplique políticas sociales pero sin que estas, impliquen intervenir en el mercado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *