Cómo mejorar la comunicaicion en el aula

Mejorar la comunicación en el aula, requiere tener en cuenta que el proceso de comunicación educativa, como modelo de interacción y ser un modelo complejo, requiere que se ponga atención de la creación de un ambiente que sea propicio para mejorar comunicación en el aula.

Componentes que ayudan a mejorar la comunicación en el aula

Ser claro y conciso: El mensaje debe ser fácil de entender y no debe contener información innecesaria.

Utilice un lenguaje apropiado para el contexto de la comunicación: Por ejemplo, no utilice un lenguaje formal en una conversación informal.

Evite el uso de tecnicismos: que los y las estudiantes (receptores) no puedan entender.

Haga contacto visual con los receptores (estudiantes): Esto ayudará a asegurar que los y las estudiantes le están prestando atención.

Escuche atentamente a los y estudiantes: Esto le ayudará a entender lo que ellos como resceptores le están tratando de decir.

Haga preguntas: para aclarar cualquier cosa que no entiendan los receptores.

Ofrezca retroalimentación a los receptores. Esto ayudará a asegurar que su mensaje se haya entendido correctamente.

Ideas para mantener la atención de los alumnos y las alumnas

 

Mantener la atención de los alumnos y las alumnas durante una clase de dos horas puede ser un desafío, pero hay estrategias efectivas que los y las  docentes pueden implementar para lograrlo.

Desde el punto de vista de la teoría de la comunicación, se puede sugerir lo siguiente:

Planifica la estructura de la clase dividiendo el tiempo en segmentos:  Al diseñar una estructura clara y organizada para una clase de dos horas, es necesario dividir el tiempo en segmentos más pequeños con diferentes actividades.

Es conveniente realizar un diseño donde haya una introducción, presentación de contenido, discusiones, actividades prácticas y cierre.

Esto ayuda a romper la monotonía y mantener la atención de los alumnos y alumnas al ofrecer variedad en la estructura de la clase.

Use métodos de enseñanza interactivos: Esto fomenta la participación activa de los alumnos durante toda la clase.

Incorpore actividades prácticas, debates, preguntas y respuestas, ejercicios en grupo y presentaciones cortas de los propios estudiantes.

La interactividad promueve el compromiso y evita que los alumnos y las alumnas se desconecten pasivamente.

Varíe los métodos de entrega de contenido: Alterne entre diferentes métodos de entrega de contenido:

  • la explicación verbal
  • el uso de presentaciones visuales
  • vídeos
  • demostraciones prácticas y actividades de aprendizaje

La diversidad en la presentación mantiene el interés de los alumnos y les brinda diferentes formas de abordar y procesar la información.

Use recursos multimedia y tecnología: Incorpore recursos multimedia, como imágenes, videos, infografías y herramientas interactivas, para enriquecer la presentación del contenido.

También puede aprovechar la tecnología, como plataformas de aprendizaje en línea, aplicaciones educativas y herramientas de gamificación, para hacer que la clase sea más atractiva y participativa.

Fomente la participación activa y el trabajo en grupo: Incluya actividades que requieren la participación activa de los alumnos, como debates, resolución de problemas en grupo, proyectos colaborativos y presentaciones.

Esto no solo mantiene su atención, sino que también promueve el aprendizaje interactivo y el trabajo en equipo.

Use pausas y cambios de ritmo: Incluya breves pausas durante la clase para permitir que los alumnos descansen y recarguen energías.

Además, cambia el ritmo de la clase en ocasiones, por ejemplo, alternando entre actividades individuales y grupales, entre contenido teórico y práctico, o incluso realizando actividades físicas cortas.

Estos cambios ayudan a romper la monotonía y mantener el nivel de atención de los alumnos.

Trabaja para crear un ambiente de aprendizaje positivo y motivador: Establezca un ambiente de aula positivo, donde los alumnos  y alumnas se sientan cómodos y motivados para participar.

Reconozca y valore los esfuerzos y contribuciones de los estudiantes. Promueva una cultura de respeto y colaboración.

Un ambiente de aprendizaje positivo puede ser de ayuda para promover la atención y el compromiso de los y las estudiantes.

Como cada grupo de estudiantes es único, es importante observar  como es su nivel de atención. Por eso, es necesario adaptar las estrategias según sea necesario.

Conclusión

La creatividad, la flexibilidad y la empatía son cualidades esenciales para mantener la atención de los alumnos y crear una experiencia de aprendizaje enriquecedora durante una clase de dos horas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *