La publicidad y la promoción en marketing social

La publicidad y la promoción en marketing social

La Publicidad en marketing social, es  una forma pagada de presentación y promoción no personal de ideas. La publicidad sirve para informar y persuadir, con anuncios que inviten de diversas maneras a adoptar el comportamiento propuesto.
La ventaja que tiene, es que llega con rapidez a diferentes públicos, pero como es impersonal, muchas veces no llega a ser convincente. Por eso es necesario recurrir a una buena y cálida atención personal.
La publicidad en marketing social debe dirigirse a un público específico, en un determinado tiempo. Se precisa tener definido, que queremos lograr al hacer publicidad: informar, persuadir o recordar. Si se quiere informar, haremos publicidad informativa, si se quiere persuadir haremos publicidad persuasiva y si se quiere recordar, se recurrirá a la publicidad recordatoria.

TIPOS DE PUBLICIDAD

Informativa

Sirve para dar a conocer el programa o alguna actividad nueva del programa.

Persuasiva

Sirve para que la gente compare los beneficios adoptar el comportamiento propuesto en contraposición a no adoptarlo.

Recordatoria

Sirve para que las personas tengan presente la conveniencia del cambio de comportamiento.
El uso de la publicidad, se hace difícil para las pequeñas organizaciones dado los costos que tiene, sobre todo en los grandes medios de difusión. Sin embargo, es posible conseguir pautas publicitarias accesibles en radios y periódicos locales, sea en barrios o pueblos, como también en los sistemas de televisión paga.
De todos modos, conviene reservar el uso de la publicidad, para los principales momentos del programa, como por ejemplo en su lanzamiento.

Promoción

Se refiere a incentivos a corto plazo para fomentar determinado tipo de comportamiento, o el uso de determinado elemento.
Se puede recurrir a la distribución de volantes, folletos, periódicos gratuitos, etc. También se puede efectuar, una exhibición de libros y revistas relacionados con el comportamiento que se promueve.
No se debe descartar, la realización de concursos, que promuevan la participación del grupo objetivo.
Luego de realizada la actividad de promoción, es preciso analizar los resultados, para comprobar si efectivamente sirvió la campaña promocional, para el grupo objetivo se involucre con el programa.
Esto nos permitirá conocer, que tipo de individuos se han acercado y en que medida han respondido a la promoción, y si mantienen vinculadas al programa.
Si tomamos en consideración el objetivo de las campañas de promoción, las podemos clasificar en: campañas de información, de imagen, y de incentivación.

Campañas de Promoción (según su objetivo)

Información: Se trata crear conocimiento de determinadas situaciones
Imagen: Son las que tratan de crear una actitud favorable del público hacia el programa
Incentivación: La intención es provocar una reacción positiva del grupo-objetivo, para que se acerque al programa.

Publicado bajo licencia C C

Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 3.0 IGO

Se puede reproducir mencionando la fuente.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.